Centro Primario Avanzado de Accidentes Cerebrovasculares

Servicios para accidente cerebrovascular

El equipo multidisciplinario para tratar accidentes cerebrovasculares de Rancho Springs Medical Center, que incluye personal de emergencia, neurólogos, neurocirujanos y radiólogos, está preparado las 24 horas del día para responder de manera rápida a emergencias de accidentes cerebrovasculares y comenzar con tratamientos. Los servicios y tratamientos para pacientes se concentran en la información, prevención, intervención y rehabilitación de accidentes cerebrovasculares.

Rancho Springs es también un Centro primario avanzado de accidentes cerebrovasculares certificado por The Joint Commission. Esta distinción reconoce a los centros que cuentan con iniciativas excepcionales para fomentar los mejores resultados en la atención de accidentes cerebrovasculares.

Logos de The Joint Commission y la American Heart Association

Explicación del accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular ocurre cuando el flujo sanguíneo hacia el cerebro se obstruye o se detiene. A los pocos minutos del accidente cerebrovascular, las células del cerebro comienzan a morir. Según la American Heart Association, el accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerte en Estados Unidos y puede causar discapacidad a largo plazo. Los problemas que pueden surgir van desde debilidad en brazos o piernas después de un accidente cerebrovascular leve hasta parálisis y pérdida del habla cuando los accidentes cerebrovasculares son más graves. Por eso, es sumamente importante que quienes están sufriendo un accidente cerebrovascular reciban atención médica lo antes posible. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, cada cuatro minutos una persona tiene un accidente cerebrovascular en Estados Unidos.

Tipos y síntomas de los accidentes cerebrovasculares

Hay dos tipos de accidentes cerebrovasculares: isquémico y hemorrágico. En un accidente cerebrovascular isquémico, el tipo más común, un coágulo sanguíneo obstruye un vaso sanguíneo en el cerebro. En un accidente cerebrovascular hemorrágico, un vaso sanguíneo se rompe y causa una hemorragia en el cerebro. Los síntomas de un posible accidente cerebrovascular incluyen lo siguiente:

  • Entumecimiento o debilidad en el rostro, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo;
  • Dificultad para hablar o comprender lo que se habla;
  • Dificultad para ver con uno o ambos ojos;
  • Dificultad para caminar, mareos, pérdida del equilibrio o falta de coordinación;
  • Dolor de cabeza intenso sin causa conocida.

Para obtener más información sobre los accidentes cerebrovasculares, visite American Stroke Assocation >

Piense en la prueba FAST

Si usted, o alguien con quien está, tiene alguno de estos síntomas, llame al 9-1-1 o diríjanse a un hospital de inmediato. El personal del Departamento de Emergencias le administrará los medicamentos para accidentes cardiovasculares agudos para intentar detener el accidente. El accidente cerebrovascular isquémico es el más frecuente y se trata con un medicamento que "disuelve los coágulos" y que se conoce como tPA. El medicamento debe administrarse a los pacientes en un plazo de tres o cuatro horas y media a partir de la aparición de los síntomas del accidente cerebrovascular, incluso antes si es posible.

Use la sigla FAST para identificar rápidamente un posible accidente cerebrovascular:

F=FACE (ROSTRO)
Sonría. ¿Un lado del rostro está paralizado? ¿Puede ver la misma cantidad de dientes de un lado que del otro del rostro?
A = ARMS (BRAZOS)
Levante ambos brazos por 10 segundos. ¿Uno de ellos se cae?
S = SPEECH (HABLA)
Repita una oración simple. ¿El habla es poco clara o extraña? ¿Puede comprender lo que dice la persona?
T = TIME (TIEMPO)
Ante la presencia de estos síntomas, cada segundo cuenta. Llame al 9-1-1 de inmediato.

Cómo prevenir el accidente cerebrovascular

La mejor forma de cuidar la salud del cerebro es, en primer lugar, evitar un accidente cerebrovascular. La mejor manera de evitar un accidente cerebrovascular es la siguiente:

  • Mantenga controlada su presión sanguínea a través de cambios en el estilo de vida o medicamentos.
  • No fume o deje de fumar.
  • Tome medidas para controlar el colesterol.
  • Limite el consumo de alcohol.
  • Haga ejercicio de manera habitual.
  • Mantenga un peso saludable.
Si necesita un referido que no es de emergencia a un médico de Rancho Springs Medical Center, que pueda ayudarle a evaluar su riesgo de accidente cerebrovascular, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 1-800-879-1020.